BÚSQUEDA AVANZADA

X

Tipo de cocina

Características

Rango de precio

Zonas

BUSCAR
X

A cada vino, su hombre (¡o viceversa!)

A cada vino, su hombre (¡o viceversa!)

Escrita el 12/03/2014

¿Qué varietal se asocia con un estilo de hombre determinado? Vía Restó te lo cuenta

Robusto: es sinónimo del Tannat. Esta cepa, de color rojo con reflejos violáceos, resulta muy tánica e incluso violenta al paladar. En boca es corpulento, y si bien se pueden lograr vinos elegantes, a veces resulta un tanto rústico, aunque no por ello carece de encanto ya que es un vino atípico, con mucha personalidad. La línea FIN de Bodega Del Fin del Mundo está haciendo unos Tannat interesantes, pulidos, un tanto redondos, pero no por ello han perdido el carácter. De transmigrarse al sexo masculino, este vino llevaría jeans y camisa de frisa, aunque no faltaría el pañuelo de lino en el bolsillo de atrás. 

 

Suave: ¿qué tal si pensamos en algún Merlot de la Patagonia, más precisamente del Valle de Río Negro? El Merlot es un vino redondo, de gran complejidad aromática, típico de Burdeos pero que se da muy bien en el Sur argentino. Humberto Canale ha sido una de las bodegas pioneras en plantar Merlot en la región, y entre sus “best buy” se encuentra el Marcus Merlot, un vino de un precio muy razonable que vale la pena experimentar. Si fuera varón, llevaría saco de corderoy y botas de gamuza. 

 

Dulce: un vino dulce se puede asociar con un hombre dulce y complaciente, con aquellos ejemplares masculinos empáticos y comprensivos de sonrisa fácil. Estos raros ejemplares del sexo opuesto podrían asociarse, por qué no, con los vinos de cosecha tardía, aquellos en los que se busca retrasar al máximo la recolección de los racimos de la vid para que la uva madure lo más posible y así contenga una proporción mayor de azúcar. Un ejemplo de esta clase de vinos es el Norton Cosecha Tardía, elaborado con uva Chardonnay, un vino con aromas a flores y damascos maduros, con una excelente boca y con buena acidez. Si fuera hombre, usaría ropa clara de hilo y algodón y tendría un suave aroma a lavanda, siempre fresco y agradable al tacto. 

 

Intelectual: nada más introspectivo que un buen Cabernet Sauvignon, “la reina de las cepas”. Es el vino que gusta a literatos y filósofos, que dispara largas conversaciones en la mesa. Un “best buy” del género es el Piattelli Reserve, un novel varietal salteño que está haciendo muy buen papel; tiene un paso por roble de ocho meses, amable, armónico y con un gran final. Un Cabernet Sauvignon de manual. Si fuera hombre, usaría foulard, leería a Camus y tendría barba de tres días. 

 

Sofisticado: acá no hay ninguna duda. El vino que va con este tipo de varón es el Pinot Noir Barda, de la bodega patagónica Chacra. Es difícil encontrar un varietal tan delicado, aunque equilibrado y profundo. Es obra de Piero Incisa Della Rocchetta, el “Señor Pinot”. Si fuera un varón, vestiría tweed y cashmir. No es barato pero es el mejor.

 

¿Qué otros estilos agregarías?

Opiniones de usuarios

Subir
%>