BÚSQUEDA AVANZADA

X

Tipo de cocina

Características

Rango de precio

Zonas

BUSCAR
X

ABC del maridaje

ABC del maridaje

Escrita el 19/01/2015

Qué vino tomar con cada plato. Vía Restó te cuenta los principios básicos de la asociación entre el vino y las comidas

¿Estás por invitar a alguien a un restaurante y no querés equivocarte con el vino que vas a elegir para la comida que pidan? Tené en cuenta que existen algunas reglas básicas a respetar a la hora de combinar distintos tipos de platos con los vinos. Esto es lo que se conoce técnicamente como “maridaje” o, para los más sofisticados, como “armonía de los alimentos”.

Maridaje es la expresión que se utiliza para combinar los alimentos con los vinos. Si bien en esta materia no hay reglas fijas, lo cierto es que hay algunos principios que conviene que respetes para que tu comida (y tu velada) sean lo más agradables posible.

Los especialistas sostienen que el vino no se tiene que imponer en exceso por sobre el sabor de platos, pero que tampoco los platos opaquen el sabor del vino. Todo es una cuestión de equilibrio. Por lo general, se entiende que a mayor intensidad de un plato, mayor intensidad en el vino. Como no es lo mismo comer una porción de asado que un risotto, tampoco da igual el vino que pidas.

Otra norma es que los vinos blancos acompañan a los pescados y los vinos tintos a las carnes, aunque esta regla permite excepciones. Esto en parte es así porque el sabor del pescado con un vino tinto produce un gusto metálico. Lo mismo sucede cuando se prueba vino tinto con chocolate. Si podés, también te conviene tomar el mismo tipo de vino que se utilizó en la cocina en la preparación de los platos que van a comer.

Además, el punto de cocción de los alimentos influye en el tipo de vino a elegir. Por ejemplo, las carnes asadas se llevan bien con los vinos poco tánicos (o con un sabor poco astringente), mientras que las carnes preparadas a cocción lenta van bien con los vinos de reserva joven. 

El foie gras y los postres se maridan muy bien con los vinos blancos tardíos o el oporto, mientras que los mariscos armonizan adecuadamente con un vino espumoso seco. Si podés seguir estas reglas, siempre vas a poder disfrutar mejor la comida que hayas ordenado. De todas formas, como solía decir el gran crítico gastronómico Miguel Brascó, uno tiene que tomar el vino que más le gusta.

 

¿Cómo te gusta maridar los vinos?

Opiniones de usuarios

Subir
%>