BÚSQUEDA AVANZADA

X

Tipo de cocina

Características

Rango de precio

Zonas

BUSCAR
X

Cómo nacieron los restaurantes étnicos

Cómo nacieron los restaurantes étnicos

Escrita el 19/08/2014

Razones que llevaron a ampliar el paladar

Que en un radio de tres cuadras en el barrio de Palermo uno encuentre un restaurant peruano, otro de sushi, un chino, una hamburguesería de corte estadounidense, un bodegón criollo y un local de tacos mexicanos es algo que nos parece natural. Y este es un fenómeno que se produce en muchos barrios de otras grandes urbes del mundo. 

Justamente, este cosmopolitismo gastronómico que hoy nos resulta familiar, hasta hace relativamente poco resultaba impensable. Basta decir que hasta mediados del siglo XIX, en buena parte de Europa se comía exactamente igual que en los siglos precedentes, es decir que los campesinos y habitantes de las pequeñas ciudades, si eran afortunados, sólo podían acceder a lo que tenían alrededor (paradójicamente ahora se está reivindicando la cocina de cercanías). La transición a la dieta moderna se inició en algunas regiones gracias a la expansión del comercio rural, el incremento de la producción agraria y al auge de la naciente industria. También contribuyeron los nuevos medios de comunicación y transporte, como los buques transatlánticos y el ferrocarril, y finalmente las investigaciones en fisiología nutricional junto a los métodos de conservación, que por ejemplo, en la segunda mitad del siglo XX, permitieron la introducción de alimentos refrigerados y congelados en la vida cotidiana.

Así se explica el nacimiento de la era del consumidor moderno y de la posibilidad de establecer los más variados restaurantes. Respecto de este último punto, la primera ciudad en “abrirse” a nuevas propuestas (hasta ese entonces la mayoría de los restaurantes europeos seguía el modelo francés), es posible que haya sido Londres. Ya en 1914 la capital inglesa contaba con un sinnúmero de restaurantes en formato clásico, pero la Gourmet Guide to London, de Newnham, refiere en forma simpática a restaurantes donde se preparan platos nigerianos y malasios. También elogia a un restaurant chino y a los restaurantes italianos del Soho londinense, “que han desplazado a los restaurantes franceses”.

Esta revolución gastronómica de los restaurantes étnicos, como dice Claude Fischler, bascula entre la fascinación por lo nuevo y el rechazo que provoca el temor a lo desconocido, entre la aceptación y la desconfianza. Sin embargo, es evidente, por la proliferación de los restaurantes de cocina del orbe, que lo que prima es la atracción. Pero la razón más poderosa para el despegue de los restaurantes étnicos fue sin duda el turismo de masas que se disparó en la década de 1970; la gente pudo viajar y por ende conocer nuevas costumbres, productos y sabores. 

Según se infiere del libro “Según pasan los platos”, de Oscar Finkelstein, el acta de nacimiento de los restaurantes étnicos en Buenos Aires data de la década de 1990. La convertibilidad no sólo permitió viajar al exterior sino que propició el ingreso de productos importados, antes casi inaccesibles. En cuanto a los restaurantes, los primeros en llegar fueron los mexicanos, siguieron los chinos y finalmente la fiebre del sushi. Ya avanzado el año 2000 surgieron los peruanos, al principio tímidamente y después con toda su furia, al punto que hoy en la ciudad de Buenos Aires y alrededores se pueden contabilizar más de 200 locales de este tipo. 

¿Cómo sigue la cosa? Se dice que la próxima ola estará a cargo de los restaurantes bolivianos. La Paz es una de las ascendentes capitales gastronómicas que llama la atención a consagrados chefs europeos. El hecho es que hoy por hoy, si uno quiere hacer una experiencia culinaria boliviana en Buenos Aires, sólo puede recurrir al barrio de Liniers, pero quién sabe qué sucederá en los próximos años…

Opiniones de usuarios

Subir
%>